The Tie Blog

El Whisky: ¿sólo, con hielo o agua?

Existen muchos mitos entorno al whisky. El principal es que se debe tomar solo, sin hielo ni agua, al puro estilo del viejo Oeste. Esto, dado que si lo mezclamos perderemos sus características y sabores. Sin embargo, antes de decidir cómo vamos a disfrutar de esta maravillosa y atractiva bebida, debemos entender su etiqueta, comprender que es lo que beberemos, para luego ver como degustarlo. 

Lo primero que tenemos que saber es qué es el whisky, es un producto que se origina de la destilación de diversos granos (cebada, trigo, centeno, maíz) en alambiques de cobres, para luego ser guardado en barricas de roble con el objetivo de obtener y potenciar más sabores y aromas.

Este producto se puede elaborar en distintas partes del mundo, desde las más conocidas y renombradas Denominaciones de Origen (D.O) como las de Escocia, Estados Unidos o Irlanda, hasta particulares lugares como Japón.

Las diferencias entre un wisky con D.O y otro, son básicamente: su lugar de origen, la utilización de materias primas y el uso de barricas. Todo esto se reflejará en sus sabores, aromas y texturas.

Una pequeña explicación de las D.O:

- Escocia: se caracteriza por la producción en sus distintas islas, entregando desde whiskies con características suaves, redondas, frutales y florales, hasta whiskies de gran intensidad, complejidad y marcados aromas ahumados, provenientes del uso de la turba.
Su D.O. exige que la elaboración y envasado sea en su fuente de origen. Esto además de tener que ser añejado por un mínimo de 3 años en barricas previamente utilizadas.

- Americano: Todos sus whiskies deber ser añejados en barricas de roble americanas nuevas, lo que entrega una fuerte presencia de aromas a coco, vainilla y plátano. Pero esto no eso es todo, existen dos D.O especiales de este país: Bourbon y Tennessee. La primera es elaborada en su mayoría en el estado de Kentucky. Su materia prima debe ser a lo menos un 51% de maíz, entregando un sabor algo más seco y agresivo. Mientras que la que proviene del estado de Tennesse debe ser filtrada en carbón y puede no tener un 51% de maíz.

- Irlandés: Es una de las D.O. menos conocidas en nuestro país. Son whiskies en los que su principal materia prima es la cebada, el trigo o la avena. Son tres veces destilados y no utilizan turba, lo que los convierte en whiskies más delicados, suaves de aromas y sabor.

Pero si cada D.O. entrega diferentes características, ¿para que se le agrega hielo o agua?

El hielo cumple la función de enfriar, rebajar la temperatura y hacer que el whisky se vuelva más amigable y fácil de tomar. Esto se explica ya que con el hielo el alcohol se sentirá menos. Sin embargo es muy importante saber que no cambiará el grado alcohólico, sino únicamente su percepción de sabor.

Por otro lado, el agua mineral cumple la función de dilución, ayudando a que el whisky pueda abrirse, expresando aromas y sabores que por sí solo no encontraremos. Por lo tanto, a todos los whiskies podremos agregar hielo y/o un chorrito de agua mineral, de acuerdo a nuestras preferencias.

Las bebidas o jugos no se recomiendan para todos los whiskies. Estos son ideales para whiskies que sean muy intensos y potentes, que estén pensados para poderlos mezclar, como por ejemplo Johnnie Walker Red, un whisky que es muy potente con sabores intensos, que necesita ser mezclado para que al momento de tomar sea un whisky equilibrado y fácil de beber. Como recomendación no hay que combinarlos con las bebidas cola. De preferencia mezclar con con las bebidas blancas y un poco de limón, porque así tendrán un trago fresco, que resulta ideal para altas temperaturas.

@MarshallStrika
Sommelier Profesional

Share:

¡Publicar comentario!