The Tie Blog

Estafas con Clase: Los timadores más grandes de la historia

Aunque la palabra estafador, no sea la más agradable, ni el mejor calificativo para recordar a una persona, existen algunos timadores con clase. Aquí cinco de ellos:

Bernard Madoff

Presidente de una firma de inversión que llevaba su nombre, y una de las más importantes de Wall Street, ayudó a que Madoff pudiese llevar a cabo, su estafa.

article-1094938-02D0BD67000005DC-693_468x468.jpg

Esta consistía, en tomar capitales a cambio de grandes ganancias, que en un principio se cumplieron, pero que años más adelante fueron parte de la mayor estafa piramidal de la historia.

Contaba con un club secreto, a través del cual movía y asesoraba las fortunas de Hedge Funds, y otras asociaciones financieras.

madoff_01.jpg

El secretismo, y la exclusividad fue lo que utilizó como anzuelo para sus víctimas. Impresionantes retornos, incluso cuando los mercados no eran favorables, era lo que ofrecía Madoff a sus clientes.

Su estafa alcanzó los 50 millones de dólares, lo que lo coronó como el fraude más grande liderado por una sola persona.

madoff100614_1_560.jpg

Fue detenido por el FBI en 2008, y en 2009 fue sentenciado a 150 años de prisión.


Shaun Greenhalgh

Durante 17 años, Shaun Greenhalgh junto a su familia, falsificaron más de 120 réplicas de obras de arte.

imgID31122357.jpg

La ganancia fue de al menos US$1.200.000, pero esta no era la motivación principal de la familia. Sino que buscaban vengarse de la comunidad artística, por no haber rechazado sus propias creaciones originales.

Destacadas instituciones de arte como el Museo Británico, Christie´s, Sotheby´s y Scotland Yard, que aún se teme que existen más de 100 falsificaciones circulando por ahí, bajo etiquetas de originales, fueron engañados por este hábil artista.

254_interior-del-museo-britanico.jpg

Esta estafa evidenció la falta de comunicación entre los museos, y el mercado del arte, en Gran Bretaña.

Shaun fue atrapado por causa de unos errores en la escritura cuneiforme de una tabla asiria, sentenciado a 4 años de prisión en 2007. El juez destacó el enorme talento que este tenía.

 

Jordan Belfort

Con solo 22 años llegó a Wall Street. En 1987, aterrizó en el mundo de las finanzas y en un año estaba a cargo de Stratton Oakmont, una agencia que operaba como “boiler room”, es decir, se vendían bonos basura a precios ridículos usando técnicas bastante poco honestas y fraudulentas.

457366-1a715e78-7cb4-11e3-aa70-9a80df579e56.jpg

El bróker presumía de ganar 50 millones de dólares al año, lo cual era cierto. En un solo día, y alrededor de 3 minutos conseguía 12 millones de dólares, lo cual lo llevó a estar en el ojo de la mafia.

wolf131112_4_560.jpg

Su ruina se generó al llamar la atención del FBI, y 1998 fue imputado por estafa y blanqueo de dinero. Belfort reconoció los cargos y colaboró con el FBI, pasando solo 22 meses en la cárcel, y fue condenado a devolver 100 millones de dólares a los accionistas que había estafado.

Tras su paso por la cárcel, dejó las drogas, el alcohol y pidió disculpas, volcándose a la redacción de dos libros “ El lobo de Wall Street” y “Atrapando al lobo de Wall Street”, de los cuales surgió una película.

51sBsYXQUJL._SX329_BO1,204,203,200_.jpgWallStreet2013poster.jpg

Lo único que conservo de su época de bróker es un reloj Bulgari de 14 mil dólares, y un cuadro que tenía en el dormitorio de su antiguo yate.

 

George C. Parker

Se hizo conocido y de renombre por vender sitios turísticos y monumentos históricos de Nueva York, el más famoso de su época.

1371838526_2a5b572eb2.jpg

Su mayor logro fue haber vendido el Puente de Brooklyn, a más de 4 mil hombres ricos, entre los años 1883 y 1928. Se calcula que lo vendía dos veces por semana. Y bueno, a quién no le gustaría tener un certificado de propiedad de un monumento como este?

image.jpg

Otra de sus grandes jugadas fue la venta del antiguo Madison Esquare Garden y la mismísima Estatua de la Libertad.

7902576_orig.jpg

Lo condenaron a cadena perpetua en 1928, siendo acusado por fraude y falsificación de documentos. Pero el castigo solo duró 8 años, ya que falleció en 1936 en la famosa cárcel de Sin Sing.


Charles Ponzi

Este italiano, hizo su meca en los Estados Unidos. En 1903, su talento le ayudó a ganarse la confianza de inversionistas, prometiendo rentabilidades muy altas en un fondo de inversión.

Carlo-Ponzi.jpg

Ofrecía rentabilidad de un 50% en 45 días, y de un 100% en 90 días, tal vez se creía mago, pero ¿Quién podía generar este tipo de rentabilidad en malos tiempos? nadie, solo Charles Ponzi.

El conocido esquema Ponzi, nació así. Ocupaba el dinero de los inversionistas que iban ingresando para “rentabilizar” las otras cuentas, y no, de las rentabilidades obtenidas por las inversiones de sus clientes.

ponzi11.jpg

En 1920, fue acusado por 86 cargos de fraude. Murió en 1949, pero a pesar de su muerte, su nombre y su historia, sigue siendo conocida hasta el día de hoy.

Por @mariapiamayo

Share:

¡Publicar comentario!